Baños árabes, mi experiencia en Aire de Barcelona

Si lo que necesitas es relajarte y desconectar del mundo, lo ideal es meterse en un Spa durante un par de horas, olvidarse de todo para salir como nueva.

Hace algunos días aproveché de mi pausa del mediodía para ir a Aires de Barcelona, los baños árabes situados en el centro de la Ciudad Condal. Durante una hora y media puedes disfrutar en el centro de bienestar de su circuito de agua y además puedes escoger un plan extra de masajes según tus necesidades. Nada mal como plan para deleitarse de una pausa del mediodía diferente o terminar de la manera más relajada un día de trabajo, ¿verdad?

El circuito de agua consta de un conjunto de diferentes piscinas con aguas de varias temperaturas, siguiendo al pie de la letra la costumbre de los originarios baños árabes.

El recorrido de los baños pasa de un agua templada a 36º, a otra caliente a 40º para llegar a una bañera de agua helada, ideal para favorecer la circulación, aunque cuesta un poco meterse. Además, hay una piscina de agua salada donde flotar y para terminar, un baño de vapor e hidromasaje.

Por otro lado, en el circuito de agua hay varios packs entre los que elegir, nosotras disfrutamos de un tratamiento de exfoliación y de un masaje relajante en la espalda para completar la maravillosa experiencia.
Entrar en Aire de Barcelona es como dar un paso en el tiempo y estar mágicamente en lugar donde reinan paz y descanso, luces difuminadas, velas, té caliente, todo está cuidado al detalle para ofrecer una experiencia placentera, relajante y silenciosa en un arquitectura que reproduce a un verdadero baño árabe.

Los árabes bien habían entendido los beneficios de los baños de agua y difundieron su uso en España hasta llegar a formar parte de la vida cotidiana; y ahora en Aire de Barcelona tenemos un reconstrucción arquitectónica perfecta de los que eran los baños de esta época.


Fotos sacadas con LUMIX G

3 Comments

Deja un comentario