Ginger Bar Barcelona · una coctelería vintage con gastro bar en el Gótico

Los locales del casco antiguo de Barcelona que han conseguido conservar su esencia y no rendirse a la homologación turística son realmente pocos, por eso encontrarse con establecimientos como el Ginger Bar en pleno barrio Gótico es algo que merece una mención especial.

Obviamente por esta zona no falta oferta de bares y restaurantes, pero si buscas algo más auténtico que no sea el típico sitio moderno con decoración industrial o los clásicos atrapa turistas, este es tu sitio.

ginger bar barcelona cocteleriaginger bar cocteleria barcelona nginger bar coctleria barcelona gotico 1919_o

El Ginger Bar es una coctelería con oferta gastronómica de platillos y algunos platos calientes con menú brunch el fin de semana ubicada en pleno barrio Gótico, justo detrás de la Plaza Sant Jaume.

Su estética retro, clasica y elegante, es lo que más podría definir este local de luz tenue y mucha madera con sofás, sillones y mesitas redondas. Lo curioso del Ginger Bar es que desde fuera parece pequeño pero en realidad cuenta con varias salas, dos barras y un privado en la planta superior. Este particular tipo de diseño hace que cada ambiente sea intimo y reservado, además con su estética vintage la sensación es la de estar en un salón de los años 50 o 60, como si de repente tras cruzar sus puertas hubiéramos hecho un salto en el tiempo. También la música jazz y la selección muy 60’s y 70’s ayuda aún más a crear el ambiente perfecto para todos los que buscan un lugar con cierto encanto retro para tomar algo tranquilamente y escapar del bullicio del centro.

ginger bar barcelona privado 69748924984_nginger bar gotico decoracionginger bar cocteleria gotico 93625663_o

El Ginger Bar es conocido por su coctelería, que cuenta con una selección de todos los grandes clásicos más algunas interesantes propuestas creativa de la casa (lo más recomendable es dejarse aconsejar por el bartender) pero lo cierto es que tiene también una buena propuesta gastronómica, ideal para maridar con un cocktail a la hora de la aperitivo o para quedarse a cenar picoteando y probar algunos de sus vinos. El fin de semana ofrece también un menú brunch. Entre sus platillos, a los clásicos del picoteo se añaden platos algo más elaborados, tartares, ensaladas, carpaccios, tostas y deliciosos postres.

Ideal si te gusta lo vintage y buscas un lugar con cierto encanto, íntimo, tranquilo y con personalidad y con una muy buena relación calidad precio. Recomendable en la selección de coctelerías donde ir a tomar algo por el centro de Barcelona por ejemplo después de una experiencia gastronómica en el Pla Restaurant que está al lado, pero también simplemente para tomar un vino con unos quesos artesanos y disfrutar de su ambiente tan único, auténtico y naturalmente sofisticado.



Ginger Bar está en Carrer de la Palma de Sant Just 1, Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *