Cerería Subirà, la tienda de velas más antigua de Barcelona

Cerería Subirà: un comercio histórico dedicado a la cultura de las velas y al trabajo artesanal de la cera que es todo un lugar de referencia en la ruta de establecimientos emblemáticos de Barcelona.

Hoy en día la función de las velas se ha reducido a mero elemento decorativo, las compramos para embellecer y perfumar el hogar, pero hubo un tiempo en el que las cosas eran muy diferentes. Sin velas no había luz. En aquel entonces, el oficio de los cereros tenía un prestigio ahora olvidado y las velas eran un elemento imprescindible en todo hogar.

fachada antigua Cereria-Subira
Foto: www.barcelona.cat

De este rol fundamental de las velas y de la profesión de los cereros nos habla la Cerería Subirà, la cerería más antigua de Barcelona, un establecimiento mítico en el que el tiempo parece haberse parado y las velas siguen siendo el centro de todo.
En esta cerería se producen artesanalmente velas desde el 1761 y aún hoy día si cruzas sus puertas lo más seguro es que tendrás la posibilidad de ver cómo las preparan. Porque si en su momento este establecimiento empezó como un negocio, ahora es emblema de todo un legado. Una tienda que, además de ser de lo más bonita y vender todo tipo de velas y accesorios relacionados, se propone conservar y transmitir la cultura de las velas y del trabajo artesanal de la cera.

La cerería más antigua de Barcelona

cereria-subira tiendas historicas barcelona
Tienda de tejidos Pablo Despatx, grabado 1850
cereria subira decoracion
La Cerería Subirà hoy en día

Fundada en 1761 por Jacinto Galí, tras su muerte pasa en manos de Martí Prat, el encargado del obrador, que junto con sus hijos sigue con el negocio. En 1847, debido a las reformas urbanistas que derribaron varios edificios en la ciudad, la cerería se traslada de la calle dels Corders, a la que es aún su actual ubicación en la Baixada de la Llibreteria número 7. Antes en el local había una lujosa tiendas de tejidos llamada La Argentina de la que la Cerería Subirà conserva su decoración original que aún se puede apreciar hoy en día. En 1939, tras la Guerra Civil, el local pasa a Paulí Subirà, un cerero de Vic.

En el 1964, año de la muerte de Paulí, hubo un momento en el que parecía que el establecimiento se iba a perder. Después de sobrevivir a las dificultades de la postguerra, el Ayuntamiento expropió el edificio de la cerería para ampliar el Museu d’Història de Barcelona, situado justo al lado. Pero el legado de la cerería estaba destinado a continuar. Primero su hijo Jordi y actualmente dos de sus nietas siguen con el legado de la cerería.

En 1969 un incendio destruyó completamente el obrador pero la tienda se pudo salvar y Jordi Subirà consiguió llegar a un acuerdo con el ayuntamiento para conservar la cerería entrando a formar parte de los establecimientos protegidos. En 1982 Josep Maria Botey restauró el local dejándolo tal como lo podemos ver hoy en día.

Actualmente la Cerería Subirà mantiene su actividad histórica siendo el principal proveedor de velas de la Sagrada Familia y la cerería de referencia de Barcelona, solo quedan tres cererías históricas en Barcelona: Cerería Gallissà, la Cerería Abella y la Cereria Subirà y esta última es la más antigua.

Una tienda histórica emblemática de la ciudad de Barcelona

La Cerería Subirà es un comercio emblemático de Barcelona, su placa en el suelo justo antes de la entrada nos indica los años de servicio a la ciudad, una insignia reservada exclusivamente a los comercios que forman parte de la Ruta de los Emblemáticos promovida por el Ayuntamiento. La particularidad de la tienda es que ha conseguido conservar en el tiempo, no solo la autenticidad de su negocio, sino también la lujosa decoración del establecimiento.

tiendas historicas barcelona cereria subiratiendas emblematicas barcelona

La decoración de la tienda es realmente espectacular. Un precioso local de estilo premodernista con armarios, estantes y cajones que conservan la policromía original y suelo cuadriculado blanco y negro. En la pared del fondo justo en el medio una escalinata de adarve que se bifurca llegando a los altillos laterales. Una columna central de estilo barroco de soporte y a los pie de la escalera dos esculturas de figuras femeninas, Negresses, que originalmente eran soportes de dos luces de gas instaladas por Lebon, la primera compañía de gas que tuvo la concesión de la iluminación de la ciudad.

Unas velas que son mucho más que un complemento de decoración

tienda de velas barcelonapreparando velas cereria

Hoy en día en la Cerería Subirá encontramos todo tipo de velas, opciones personalizadas bajo encargo y accesorios relacionados (mechas, moldes, parafinas…). Además ofrecen asesoramiento para los que fabricar sus propias velas en casa. Pero lo cierto es que comprar una vela en esta cerería es mucho más que hacerse con un complemento de decoración realizado de manera artesanal con cera de abeja y las mejores parafinas. Comprar velas en esta tienda es como entrar a formar parte de un legado que se ha mantenido vivo durante muchas generaciones y que sigue luchando para conservar su autenticidad.

La tienda es realmente algo único, un imprescindible para los amantes de las tiendas históricas y uno de los lugares de referencia de la ruta de establecimientos emblemáticos de la ciudad.


La Cerería Subirà está en la Baixada de la Llibreteria número 7 en el barrio Gotico de Barcelona.
Para saber más sobre su historía y ver todas las velas que producen: https://cereriasubira.cat/es/

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:
La Moderna Singular una tienda modernista con los productos del pasado
Pour Toi, una tienda de moda en la antigua Colchonería del Born
More from Dafne

Rueda en TMB, graba un corto de 3 minutos en el metro o en el autobús y gana un iPad mini

Aspirante cineastas profesionales y amatoriales atentos porque el transporte metropolitano de Barcelona...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *