Cómo vestirse para una entrevista de trabajo

Acertar el look puede ser clave. Sigue estos 3 consejos sobre cómo vestirse para una entrevista de trabajo y tendrás el outfit perfecto.

traje para entrevista trabajo sezane
Sézane

Es un hecho, el look que escogemos para presentarnos a una entrevista de trabajo es un elemento que influye en el proceso de selección. Por supuesto, lo fundamental es cumplir con el perfil. Pero, tras ello, llevar el estilismo adecuado puede ser clave.

Acertar con el look nos ayudará a sentirnos cómodas y seguras en la entrevista. Al mismo tiempo, nos permite transmitir una imagen positiva y enseñar lo bien que podríamos encajar en el equipo.

Pero ¿cómo dar con el look perfecto? Cada situación y cada persona es diferente así que no existe el outfit ideal a nivel absoluto pero sí unas reglas clave que te pueden ayudar a acertar con tu outfit. Para dar en el clavo te dejamos las tres puntos claves en los que tienes que fijarte para escoger cómo vestirte para tu entrevista de trabajo.

3 claves para saber cómo vestirte para tu entrevista de trabajo

Adaptar tu look al lugar de trabajo

Es obvio, pero no para cualquier puesto de trabajo podemos vestirnos iguales. Ya que se supone que estamos preparadas para este puesto de trabajo, también tenemos que saber cómo tenemos que vestirnos para encajar en el lugar.

traje para oficina
Bleis Madrid

bleis madrid traje pasteles
Así que, antes de escoger el look, lo ideal es investigar un poco la empresa y analizar cómo se visten sus empleados. Tirar por algo parecido pero un poquito más estudiado y con un sutil toque de estilo personal será un éxito asegurado.

Parece una tontería, pero el objetivo final de la entrevista es demostrar que podríamos encajar muy bien en la empresa. Así que, un look acertado nos puede ayudar mucho y uno equivocado nos puede perjudicar bastante.

Primero de todo hay que analizar el contexto de la situación de trabajo y a partir de allí trabajar nuestro look. ¿Es un trabajo de oficina de traje de chaqueta o un lugar más casual e informal? ¿Tacones, zapatos planos o sneakers? ¿Hay uniforme? ¿Es un trabajo de cara al público? ¿Es un tipo de empresa o un puesto de trabajo que premia la originalidad?

No hay que esconder por completo nuestro estilo y personalidad, pero sí tenemos que evitar que un look demasiado extravagante y atrevido nos haga el efecto contrario al deseado. Claro que esta regla no valdría si fuera una entrevista para una creativa o en la mayoría de los entornos artísticos. Por eso volvemos a remarcar la clave: regla número uno: adaptar el look al contexto.

Utiliza la Colorimetría y la Psicología del Color

Una vez que tenemos claro el tipo de look que tenemos que llevar, el segundo paso es adaptarlo a nuestro cuerpo usando colores y escogiendo siluetas que nos favorecen.

Para los colores podemos usar el poder de la colorimetría para ayudarnos a proyectar la imagen deseada. Importante, siempre sin olvidar cuáles son los colores de nuestra paleta cromática. No nos haríamos ningún favor escogiendo colores que no nos sientan del todo bien.

¿De qué color vestirse para una entrevista de trabajo?

vestir de azul para entrevista trabajo
Traje Sophie and Lucie y Sézane

Para los contextos más formales los azules suelen ser un éxito, transmiten seriedad y profesionalidad y son muy favorecedores. Son preferibles al clásico negro y más poderosos de un gris anónimo y neutral.

El verde oscuro también tiene una connotación parecida a los azules, no es tan serio y corporativo, pero sí estable y reconfortante.

como vestir para entrevista colorimetria
Sézane y Benetton

Si lo que buscamos es transmitir cercanía y empatía, lo ideal será optar por cálidos tonos tierra. Camel, tostado y marrones son perfectos para ello. Por otro lado, con los tonos pasteles transmitiremos dulzura y ternura.

Comodidad, Practicidad y Minimalismo

No te olvides nunca de estas tres palabras clave. Es fundamental que el outfit escogido para la entrevista cumpla con estos tres conceptos.

look minimalista blanco negro
ecoalf

Ya habíamos mencionado la comodidad en el punto número uno. Hay que escoger prendas que nos hacen sentir cómodas y, además de ello, es fundamental que sean prendas con las que estamos cómodos.

Evitar tejidos que nos hacen sudar o que se arrugan demasiado fácilmente.  De la misma manera es mejor evitar prendas demasiado apretadas o escotes muy pronunciados.

El look escogido tiene que ser un outfit práctico con el que podríamos ir a trabajar de verdad. Último punto clave: menos es más. No exagerar con complementos, joyas y maquillaje.

El objetivo es ir bien, pero nunca demasiado recargada. Un outfit minimalista, perfecto e impoluto nos ayudará a transmitir una imagen fresca, auténtica y profesional.


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:

3 Básicos Made in Spain en los que Invertir 

10 errores de estilo que hunden tu imagen

More from Dafne

Paella Showroom, la tienda dedicada a la moda Made in Barcelona

Actualizado el 27/02/2013 En el barrio del Raval de Barcelona nos encontramos...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *