Barcelona de terraza en terraza

Mar y montaña a pocos kilómetros de distancia, ocio variado por la noche y una amplia oferta cultural diurna, además de gastronomía de aquí y de allá. Barcelona es una ciudad llena de contrastes para turistas y autóctonos, para quienes esta variedad muchas veces pasa desapercibida. Buena parte de estos atractivos se pueden contemplar desde las numerosas terrazas que han proliferado en la ciudad en los últimos años.

terraza con vista barcelona
Photo by Nikolay Dimitrov on Unsplash
terraza con vista mnac barcelona
Photo by Kristijan Arsov on Unsplash

Hoteles, restaurantes y espacios culturales han dado una vuelta de tuerca a su oferta. Aprovechando su excelente ubicación o que son patrimonio histórico, han convertido sus terrazas en un gancho para tomar una copa, cenar o sencillamente reponer fuerzas.

Aquí te proponemos diez espacios al aire libre exclusivos.

  1. Todo el modernismo de un plumazo.

    Al final del Paseo de Gràcia, el mirador Blue View, en la Casa Fuster, ofrece vistas hacia la milla de oro comercial y al boulevard que concentra joyas de Gaudí como La Pedrera y la Casa Batlló. Se puede observar también el Tibidabo mientras se degustan los cócteles más sofisticados.

  2. Con el románico a un paso.

    Considerado como el mejor museo del románico, el MNAC presenta una de las panorámicas de Barcelona más impresionantes. Su horario está restringido a la apertura del recinto (de martes a sábados cierra a las 20h; los domingos, a las 15h), pero es magnífico para contemplar una perspectiva distinta.

  3. Barcelona a tus pies.

    Cualquier momento es ideal para dejarse caer por el Mirablau, levantado al pie del Tibidabo y con unas vistas que te harán pensar que estás sobrevolando la ciudad. Lo tiene todo: club, restaurante y cócteles. Si durante el día quieres degustar la carta mediterránea en la terraza deberás reservar. De noche, la panorámica te dejará sin aliento.

  4. Una copa en el casino.

    En pleno Puerto Olímpico, la terraza del Casino de Barcelona es ideal para relajarse mientras tomas una copa de una selección de cavas, combinados o vinos en el espacio chill out. Tendrás a un paso la playa y aún más cerca la moqueta sobre la que jugar a la ruleta. Si echas una partida, ten en cuenta estos consejos para jugar de forma segura.

  5. Con vistas al puerto.

    El hotel Miramar, un cinco estrellas gran lujo, dispone de espacios como el Studio Miramar para disfrutar de una comida a base de productos locales o de un menú degustación con esa mirada privilegiada al puerto que solo proporciona la montaña de Montjuïc. Dispone de otros ambientes, como el Lobby Bar, desde el que además se pueden disfrutar los jardines Forestier.

  6. La Sagrada Familia como testigo.

    Vale la pena esperar a la temporada de verano para contemplar desde lo más alto del Ayre Hotel Rosellón el monumento quizá más célebre de Barcelona. Su terraza, con una panorámica completa sobre la ciudad, ofrece una perspectiva espectacular, por su cercanía y majestuosidad, de la inacabada Sagrada Familia. Solo está disponible hasta las 19h para el público que no está hospedado.

  7. Un festival para los sentidos.

    Construido literalmente sobre la playa de Barcelona, el conocido como Hotel Vela (W Barcelona) brinda al visitante un horizonte espectacular del litoral de la ciudad en su terraza Wet Deck, en la que hallará un gran ambiente nocturno gracias a la música de un DJ propio, las velas, los cócteles tropicales y las creaciones culinarias.

  8. Lejos de las guías turísticas.

    Pocos saben que la Torre Rosa fue una construcción indiana a inicios del siglo XX, reconvertida después en guardería y que finalmente dio paso a la coctelería que es hoy. Está alejada del centro, la frecuentan los autóctonos y su ambiente permite relajarse entre palmeras y buena música. La carta tiene una gran variedad de gin tonics y whiskies.

  9. Un remanso de paz en un antiguo convento.

    En el antiguo convento de San Agustín, situado en el barrio del Born, no te servirán cócteles de ensueño ni tendrás unas vistas privilegiadas sobre la ciudad, pero sí que disfrutarás de un espacio de absoluta tranquilidad, familiar y donde retomar fuerzas en medio de un claustro gótico, del siglo XIV.

  10. Quedamos en el Zúrich.

    Si te citas con alguien en Barcelona, tu punto de referencia es el Zúrich. Es la terraza por excelencia de Barcelona, que data de 1832 y que es testigo cada día de ajetreo del punto más bullicioso de Barcelona. Con un café o degustando unas tapas, no necesitarás recurrir al móvil para entretenerte: ver pasar a ríos de gente es todo un espectáculo.


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:

Brunch con vista desde la planta 26 del W Barcelona
Ruta de shopping histórica por las tiendas más antiguas de Barcelona

Written By
More from Maria C.

Los tratamientos más eficaces para acabar con la celulitis

El 90 por ciento de las mujeres de los países occidentales tienen...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *