Barcelona Shopping Night the day after

Ayer se celebró en Barcelona la primera edición de la Fashion Night Out en la que partecipé junto con un grupo de Shopping Tour organizado por la agencia Bcn Shopping & Image.

La ruta empezó en Santa Eulalia, llegué un poco tarde debido a la presentación del nuevo perfume de Custo, a la que pronto dedicaré una entrada, que por cierto fue de lo más interesante. Luego pasamos por YSL, bajamos por un Jimmy Choo que nos cerro puertas delante y fuimos al Hotel Majestic pasando por Karen Miller. Tomamos algo en la carpa del Harper’s Bazaar para luego ir dirección Casa Batllo y terminar en el Hotel Mandarin.

La shopping night se pasó rapídisima y no tuve tiempo de hacer todo lo que quería, me quedè con varias sensaciones entre el frio impresionate, el entusiasmo y algo de decepción. Santa Eulalia estuvo impecable como siempre, una de las citas más glamourosas de la noche con buen ambiente, música y cocketeles.

En YSL tampoco faltó el ambiente de fiesta con música a tope y copas de champagne. Pero, por otro lado, había comercios cerrados o a punto de cerrar como LV o Jimmy Choo y, para los que se habían quedado con la imagen de la alfombra roja de la Fashion Night de Madrid y se esperaban algo similar en Barcelona, ha sido una gran delusion. La carpa del Harpers Bazaar, a pesar de ofrecer unas delicatessen de comida y buenisimos cocketles, fue algo decepcionante por su aspecto muy poco espectacular. La Casa Batllo con la tienda Vintage de Custo fue, como se podía bien suponer, unas de las protagonistas con musica, bebida y una vasta colección de prendas. El ambiente del Majestic fue muy joven y entretenido, la situación más informal de la noche.

Sobre el Mandarin y su fiesta de entrega de los premios cayó mi mayor decepción, bueno todo el mundo sabe que los que estan en la puerta no se distinguen por su inteligencia sino por su fuerza y ayer simplemente tuve una confirmación de esto; el trato recibido fue de los peores y la fiesta era en realidad acceder al bar del hotel y tomarse algo. Lo del Shopping Passport por suerte no tuve necesidad de retirarlo porque me contaron de colas interminable.

Será culpa del imaginario relacionado con estos tipos de evento, pero me esperaba un toque más glamour y fashion aunque a pesar de una organización aparentemente algo caótica hay que premiar la iniciativa y creer en ella esperando que esto sea sólo el comienzo de un ciclo de eventos relacionados con el mundo de la moda.

More from Dafne

La cerveza Ambar Export te invita a echarle tres maltas a la vida

De la mano de una cerveza que se elabora con tres maltas,...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *