Christian Dior Couturier du rêve, una exposición sobre los 70 años de la Maison

Si estás pensando en organizar un viaje, París es el destino perfecto.
No solo por los croissants, los paseos románticos en el bateaux mouches o las maravillosas tiendas de les Marais, esta vez hay una motivación mejor: los 70 años de la Maison Dior que se celebran con una exposición de 3000m² sobre el gran genio Couturier.

Christian Dior Couturierfabiana dior
Al Musée des Arts Décoratifs, al 107 di Rue de Rivoli, más de 300 vestidos cuentan la historia de una de las maison de alta costura más mítica.

He organizado mi viaje a París con mucha antelación infravalorando la cantidad de personas que acudirían a esta expo, resultado: dos horas de cola. Muchos bloggers, adictas a los selfies y mujeres curiosas arrastrando sus maridos, jóvenes diseñadores, gente normales con look improbables, fotógrafos profesionales e instagramers, todos acomunados por el amor a la belleza.

dior couturier muestra parisChristian Dior Couturier paris
La idea de la expo es de que los espectadores puedan entrar totalmente en el mundo de Dior, desde la creación, los dibujos hasta la realización. El viaje empieza con videos y fotos que cuentan la vida familiar de un joven Dior siguiendo hasta el 1947, cuando el 12 de febrero, un joven costurero lanza su revolucionaria colección primavera/verano llamada “New Look”, volviendo a recuperar la siluetas femeninas desaparecidas en los años de la guerra.

Un sueño de modernidad y feminidad que ve protagonistas faldas a “corola”, hombros suaves, y cinturas de avispas.

Los grandes protagonistas son los famosos vestidos “bar” divididos por escala cromáticas; amarillo, negro, rojo, blanco y rosa; que se presentan junto a maravillosos complementos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Zapatos, joyas, sombreros de diferentes materiales que se combinan perfectamente entre ellos, plástico y metal, plumas, terciopelo y la historia de la metamorfosis de las famosas y emblemáticas botellas de los perfumes Miss Dior y J’adore desde su principio hasta la versión de hoy en día.

A contar la historia de la maison Dior también muchos objetos de propiedad del gran coleccionista y amante del arte en todas sus formas que era Christian Dior (también gran apasionado de jardines): piezas de anticuariado, cuadros impresionistas, muebles Art Nouveau y piezas de su atelier, además de ilustraciones de René Gruau y Mats Gustafson acompañados por fotos de famosos fotógrafos y cover de revistas internacionales.

La expo ofrece un recorrido cronológico (con vestidos del 1947 al 2017) y se divide en diferentes temporadas creativas de la maison bajo el mando de los diferentes directores de artes.
Empezando por Dior siguiendo con un delicado y romántico Yves Saint Laurent (el más joven que con solamente 21 años fue llamado a dirigir la maison), el gusto racional de Marc Bohan, el sello “arquitectónico” de Gianfranco Ferré, la época punk de John Galliano, el enfant terrible que fue echado después de sus comentarios racistas, el minimalismo del belga Raf Simons, hasta llegar a la visión romántica y femenina de Maria Grazia Chiuri, la única mujer a la conducción de la maison Dior.

Antes de llegar a la última y majestuosa sala el recorrido pasa por la reproducción de uno de los amados jardines de Dior. Espectacular la cascada de flores de papel del techo, cortados con láser, y las creaciones de los últimos años de Raf Simons y Maria Grazia Chiuri.

Y como todos los grandes espectáculos, el recorrido acaba con su piezas más emblemáticas. Una sala que reproduce la de los espejos de Versailles con las creaciones llevadas por Grace Kelly y la Princesa Diana, los vestidos lucidos en los red carpet por Penélope Cruz, Sophia Loren, Charlize Theron, Jennifer Lawrence (que se cayó de la escalera cuando fue a recoger su Oscar) . La mayoría de los vestidos son de la Dior Héritage Collection y muchos otros son de coleccionistas privados. Una verdadera poesía.

Sin duda, como decía Dostoievski: “la belleza salvará el mundo” y si no será así, seguramente esta expo lo hará un lugar mejor.


Au Revoir París, Au Revoir costurero de los sueños.

Deja un comentario